Image and video hosting by TinyPic

La conciencia se identifica con las emociones. La persona es gobernada por ellas inconscientemente, por sus deseos y necesidades.

Vivir bajo el poder del miedo te quita lo más importante que tenemos en la vida, que es la posibilidad de “Elegir”.

Cuando el nivel de concienciación de la población aumenta, les resulta más difícil vencer y generar nuevas guerras, llegado a este punto se ven obligados a crear nuevos miedos para conservar su control sobre nosotros.

Terrorismo, pandemias, crisis, paro, cambio climático, amenazas exteriores, violencia, euribor…etc.

Se nutren de nuestros miedos y con ello nosotros mismos les otorgamos poder, ahora son ellos los que nos tienen miedo, ven que sus armas de imponer miedo funcionan menos cada día.

Miedo porque ven que no tenemos MIEDO.

Image and video hosting by TinyPic

La verdad está a menudo silenciosamente escondida. La verdad no hace publicidad.

Traficantes del Miedo. Objetivo meter miedo

Image and video hosting by TinyPic

12 nov. 2010

La riqueza oculta del Sáhara Occidental

El descubrimiento de la riqueza del Sáhara Occidental por España a finales del siglo XIX llevó al asentamiento definitivo como colonia española, comenzando la explotación de las minas de fosfatos de Bu Craa. Con el tiempo se descubriría que el Sahara tiene uno de los bancos pesqueros más importantes del mundo.

Durante este periodo España considera a la colonia del Sahara Español como dos provincias españolas: Saguia el Hamra al norte y Río de Oro al sur. Además establece las estructuras y organismos para el desarrollo económico y administrativo de la zona. Los saharauis en un largo proceso elaborado por el ejército español, reciben DNI españoles y libros de familia que serán la base para el censo de 1974 por imposición de la ONU. Así en el censo de 1974 estará perfectamente documentado quiénes son los habitantes del Sahara Occidental.


El rey Juan Carlos I traicionó al pueblo saharaui en 1975


En noviembre de 1975, desempeñando interinamente la jefatura del Estado español, pactó en secreto con el Departamento de Estado norteamericano Henry Kissinger y el rey Hassan II de Marruecos, la entrega incondicional de la antigua provincia española del Sahara Occidental al reino de Marruecos, todo ello para evitarse una guerra colonial con este último país que España no estaba en condiciones de enfrentar.

Pacto por el cual el heredero de Franco se quitaba de en medio una probable guerra colonial con nuestro vecino del sur (que podía poner en grave peligro su corona) y recibíria además el inmenso apoyo político americano para estabilizar su tambaleante Régimen. Image and video hosting by TinyPic


El 26 de febrero de 1976, España deja el Sahara Occidental y el Frente Popular para la Liberación de Saquía el Hama y Río de Oro (Frente Polisario), proclama la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). en los territorios liberados, comenzando una guerra que durará hasta 1991.

Son aproximadamente 250.000 personas (en 1974 unas 70.000), de los cuales unos 175.000 se hallan en los campamentos de refugiados de Tinduf desde 1975, donde han formado la República Árabe Saharaui Democrática y se encuentran divididos en cuatro asentamientos, denominados wilayas que son la base del Frente Polisario. Están asistidos por la ONU, ya que viven en una zona donde escasean el agua y los alimentos.



La antigua colonia española ha desatado la avaricia de Marruecos por el control de sus recursos naturales. Rabat explota grandes yacimientos de fosfatos, petróleo, gas y pesca, mientras busca uranio para su primera central nuclear.



El largo contencioso político del Sáhara esconde una realidad poco conocida que ha terminado por enconar el conflicto con el paso de los años. La antigua colonia española cuenta con un territorio riquísimo en recursos naturales, con grandes yacimientos en fosfatos, petróleo, gas y pesca, a los que hay que unir los estudios de extracción que está llevando a cabo la Oficina de Hidrocarburos y Minas (OHYM) marroquí para sacar circonita, una piedra preciosa parecida al diamante, y uranio, un material con el que Marruecos podría retomar sus planes de construcción de una planta nuclear con fines civiles en Sidi Boulbra, situada en la fachada atlántica y para la que Rusia se ofreció en el pasado a facilitar tecnología punta.


Para el Observatorio de Recursos del Sáhara Occidental (WSRW, en sus siglas en inglés), la concesión de licencias por parte de Rabat para la extracción de petróleo y gas es ilegal.

Esta organización internacional persigue la conservación de estos recursos naturales “para sus dueños legítimos, el pueblo saharaui” y ha conseguido en los últimos años que algunas compañías extranjeras hayan abandonado el Sáhara, caso de la francesa Total en 2004 o la española Iberdrola en 2007. Según su propio listado, en la actualidad existen compañías de 39 países entre ellos España- con presencia en el Sáhara.

En lo que se refiere a la exploración y comercialización de los recursos petroleros y gasísticos, el Gobierno marroquí cuenta con dos socios principales para ello, la irlandesa Island Oil&Gas ha conseguido varias licencias para actividades en tierra (onshore), mientras que la estadounidense Kosmos Energy cuenta con el 75% del principal yacimiento en alta mar (offshore), frente a las costas de Bojador, el más importante de la zona.

El expolio de recursos naturales del Sáhara Occidental



11.04.2010. Desertec es el nuevo y ambicioso proyecto europeo de abastecimiento de energía


Se ubicaran enormes paneles en varios puntos del norte de África, principalmente en el desierto del Sahara. El costo de la iniciativa asciende a 400 mil millones de euros de inversiones hasta 2050, año en que el proyecto va a funcionar con todo su potencial, es decir que va a producir unos 100 GW (Gigavatios).



La iniciativa empezaría a generar energía a partir de 2013 y se espera que para 2020 desarrolle 20 GW. Detrás del proyecto se encuentran varias empresas alemanas, como por ejemplo Deutsche Bank, entidad financiera más grande de Alemania, así como uno de los mayores bancos de inversión del mundo y Siemmens.


En un principio, los estados de la Unión Europea (UE) van a financiar parte del emprendimiento para abaratar su costo, ya que no va a poder competir con los precios de los combustibles fósiles.



Desertec se establecerá en el territorio ocupado del Sahara Occidental, una ex colonia española que sufre la extracción de sus recursos por parte de compañías europeas con el aval del represivo gobierno de Marruecos. En tanto, el gasoducto Nabucco, el proyecto alternativo que la UE construye con el mismo fin de evitar el monopolio ruso, está sufriendo algunas dificultades, como por ejemplo las grandes pretensiones de Turquía como país intermediario.



España, que presidio la Unión Europea (UE), utilizó sus buenas relaciones con Marruecos para avanzar sobre el proyecto Desertec, cabe destacar, que Madrid se beneficia del 80 % de los acuerdos pesqueros que Marruecos mantiene con Europa en el Sahara Occidental.



“Hay muchos desaparecidos todavía”

EL MUNDO› ENTREVISTA CON EL DELEGADO DE LA REPUBLICA ARABE SAHARAUI DEMOCRATICA



El lunes, las fuerzas marroquíes irrumpieron en un campamento saharaui, dejando a su paso un panorama trágico. En simultáneo estaban reunidas en Nueva York las delegaciones marroquí y saharaui en negociaciones de paz.

Decenas de muertos, centenares de desaparecidos y fosas comunes componen una imagen desgarradora del Sahara Occidental. Hash Ahmed, ministro saharaui responsable de las relaciones con los países latinoamericanos, llegó el miércoles a la Argentina y dialogó con Ahmed participó ayer de una audiencia en el Congreso para denunciar la situación humanitaria del pueblo saharaui.



La República Arabe Saharaui Democrática es una nación nómade, sin Estado, formada por la antigua provincia española del Sahara Español. En 1975, ese territorio africano fue ocupado militarmente por Marruecos. Desde entonces, el Frente Polisario y Marruecos se disputan la soberanía. En 1991 acordaron un alto el fuego y se creó la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (Minurso), que aún no logró que cesen las violaciones a los derechos humanos ni que los saharauis decidan su destino.

El 10 de octubre último, miles de saharauis levantaron un campamento en el desierto de El Aaiun para protestar por sus condiciones de vida. El lunes, las fuerzas marroquíes irrumpieron en el lugar, dejando a su paso un panorama trágico. En simultáneo con el ataque, estaban reunidas en Nueva York las delegaciones marroquí y saharaui para avanzar en las negociaciones de paz. En las últimas horas, se anunció que el martes se reunirá el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para debatir la cuestión.



–¿Por qué los saharauis decidieron montar ese campamento?


–Los hechos comenzaron cuando una población autóctona decidió, como un gesto pacífico de protesta por las condiciones de vida, por la marginación, por el no respeto de sus libertades y por la explotación ilegal de los recursos, montar un campamento. Lo han hecho en el desierto, afuera de la ciudad. Estaba previsto hacerlo también en otras ciudades, pero los marroquíes se decidieron a abortar el intento a tiempo, impidiendo la salida de la población. Hay más de 20 mil personas, incluyendo a mujeres y niños. Además, había activistas europeos y latinoamericanos con los saharauis y la cifra podría haberse elevado más pero, en un momento determinado, los marroquíes cercaron eso con una muralla y tropas, que están hace tres semanas asediando el campamento e incluso impidiendo el acceso de agua.



–¿A qué se debió la incursión militar marroquí?


–El rey de Marruecos dio un discurso muy agresivo y eso se tradujo en el terreno en una operación brutal de las fuerzas marroquíes. Entraron a quemarropa, destruyendo a sangre y fuego todo el campamento. Mucha población se esparció en el desierto. Hay muchos desaparecidos todavía.


La cifra de muertos es también elevada. Ya circulan fotos de camiones llevando cadáveres. Se supone que los llevan para enterrarlos en tumbas colectivas o para guardarlos en secreto. Ha sido una matanza contra una población inerme y ha provocado una reacción mundial terrible por el desprecio al ser humano por parte del régimen marroquí.

Lo grave del asunto es que desde el martes se están sumando colonos a la persecución de los saharauis. Parece una operación de limpieza étnica, con marroquíes que van a linchar por las calles, a allanar las casas así como a destruir y saquear establecimientos comerciales que son de saharauis.



–¿Qué papel juega la Minurso en la región?


–La misión está, es una presencia simbólica. Pero Marruecos les hace la vida imposible, no les permite moverse más allá del margen que él quiere. Pero esos efectivos nunca se han preocupado cuando hubo ataques por parte de Marruecos, alegando que no tienen potestad para vigilar los derechos humanos, cuando ésa es una misión implícita.



–¿Cómo podría la ONU haber resuelto la disputa?


–Es uno de los conflictos más sencillos de resolver: toda la población saharaui se puede amontonar en un estadio de fútbol y en un solo día determinar si quieren ser marroquíes, como defiende Marruecos, o si quieren ser otra cosa. Pero Marruecos no quiere la consulta.



–¿Qué responsabilidad tiene España en este conflicto?


–Es absoluta. Los muertos, en la práctica, son de España, porque la administración le corresponde a este país. Que se busquen una justificación para no lanzar la voz de alarma y romper las relaciones con Marruecos es simplemente una excusa. Ellos creen que cerrando los ojos para que el monstruo marroquí se coma a la criatura saharaui, esto va a saciar la sed devoradora de Marruecos. Pero el día que devore a los saharauis, se va a lanzar sobre Canarias.

Entrevista: Luciana Bertoia



Disturbios en El Aaiún, Marruecos reabre los accesos al campamento de protesta. 08.11.2010


Marruecos continúa impidiendo el acceso a la zona de los observadores internacionales. El domingo, impidieron el desembarco del eurodiputado de IU Willy Meyer, que fue enviado de vuelta a España.


Rabat, 8 nov. El Ejército marroquí desmantela por la fuerza el campamento saharaui

Unidades militares y policiales marroquíes han entrado sobre las 07.15 (Hora local y GMT) en el campamento de protesta saharaui de Ddaim Izak, cerca de El Aaiún, para desmantelarlo por la fuerza, segun han informado testigos presenciales.

Las fuerzas de seguridad han pedido preimero por altavoces que las mujeres y niños desalojasen el campamento y, tras el rechazo de muchos a hacerlo, han intervenido con cañones de agua, gases lacrimogenos y porras para desalojar a los mas de 20.000 saharauis que se calcula que permanecían en el.